Juan Gabriel además de un ídolo indiscutible de la música es un ser humano excepcional aquí transcribiremos sus pensamientos, que pueden enseñarnos además lo bello de su alma y su noble  corazón. Su filosofía de vida es digna de conocer, aquí transcribimos sus sentires y vivencias, verdaderas enseñanzas de vida. Como suele decir: "Si hablas mal de los otros, hablas mal de ti".

TARJETAS CON FRASES DE SU FILOSOFÍA DE VIDA (ver)

“Nací en Parácuaro, Michoacán, un siete de enero, pero me trajeron a Ciudad Juárez, desde los tres meses, por eso es que mis vivencias nacen ahí. Tengo raíces en Michoacán, lo amo con todo corazón porque creo que es una bendición haber nacido ahí. Porque de ahí también traigo raíces musicales, mezcladas con el turbulento escándalo que hay en Juárez, donde se amalgama la música de todas partes. Fusionando los ritmos Estadounidenses con los Mexicanos, he tenido la base para crear mi propio estilo musical. El ‘Rock’, ‘Twist’, ‘Hustle’, ‘Funky’, y otros géneros, mismos que me han influenciado, y fusionado con estilos como el de Chelo Silva, Cornelio Reyna, Juan Montoya, Los Montañeses del Álamo, entre muchos más, artistas que gustan mucho en esta zona. Todo ha contribuido para enriquecer mis influencias musicales. No tengo papás, mi padre murió cuando era niño, en Michoacán, y cuando mi madre vino a Juárez con mi hermano Marcelino y conmigo, platicaba que él era campesino, arriero, un señor divino. Ella se llamaba Victoria y murió el 27 de diciembre de 1974. Con ella disfruté poco el producto de mi trabajo, desgraciadamente murió y no pudimos compartir lo conseguido para mí y para ella”.

“Mi infancia fue bonita y triste, paradójicamente una mezcla extraña de sentimientos, igual que sentimos todos los niños que nos criamos con muchas privaciones. Mi madre tenía que trabajar de sirvienta y no podía atenderme, por eso tuvo que internarme en la Escuela de Mejoramiento Social, donde permanecí de los 5 a los 13 años. Tengo recuerdos muy bonitos de mi maestra, Micaela Alvarado quien le dediqué una canción de mi disco “Recuerdos II”. La pasaba muy bien con los demás niños, compartíamos juegos, pero a la vez, estábamos conscientes de la tristeza por estar ahí internados. Sólo cursé hasta el quinto año de primaria. Lo demás lo tuve que aprender ya más grande, pues siempre fui curioso y preguntón”.

“¿Que si creo en Dios? Bueno, como ser humano, tengo una vida bonita; y aunque gritara a los cuatro vientos que no creo, los hechos hablarían por sí solos. Porque hay personas que juran y perjuran que tienen Dios, van a misa y dicen que creen; y por otro lado, son envidiosos, celosos y poseen malos pensamientos. En cambio, hay gente que aparentemente no cree, porque quizá no lo busca, pero los hechos de las personas son los que hablan por sí mismos. El hombre, primordialmente, debe creer en él mismo, que es igual que creer en Dios, si no; estamos perdidos. La música es lo más cercano a Dios y la Naturaleza; una verdad que mueve a la gente, y hasta a animales y plantas reaccionan a ella. Perdono a todas aquéllas personas que me hayan deseado un mal; estoy preparado para soportar mil calumnias, porque la envidia, es la más grande manifestación de admiración”.

“Me agrada permanecer solo durante largas temporadas”. “Mi platillo favorito es el arroz blanco con frijoles, verduras, étc.; excepto con carne, porque no me gusta comer animales muertos; otro son los chiles rellenos, pero sin carne; intoxica nuestro organismo, y eso sí, siempre trato de aconsejarle a todo mundo, que la evite. Además, los animalitos son muy simpáticos, no hay razón para matarlos y comernos su carne. No soy casado, ni pienso casarme jamás, soy feliz así, soltero. No estoy en contra del matrimonio, ni la unión libre. Mis amores son muchos, pero los más importantes son: mi madre, hijos, hermana, hermanos, sobrinos y mis canciones. En el amor hay que corresponder a la gente que uno quiera, y aprender a quererse a uno mismo, para enseñarse a querer a los demás. Yo me enamoro cada quince minutos”.

“Parece mentira, pero mi primera actuación profesional, ya con el nombre de “JUAN GABRIEL”, fue, según recuerdo, a finales de 1971. Pero no ocurrió en México, sino en Venezuela. Porque allá habían lanzado mi primer disco y mis canciones “No tengo dinero”, “Me he quedado solo”, “La más querida” y “Por las mañanas”, se empezaron a escuchar en las estaciones de radio de aquel país. De repente, hablaron de Venezuela a mi compañía disquera y dijeron que estaban muy interesados en contratarme. Entonces, acepté y fui a trabajar a Caracas, Maracaibo, Valencia y Puerto La Cruz. Tengo recuerdos muy bonitos de esas actuaciones, que fueron las primeras que realicé como “JUAN GABRIEL”. No me gusta aparecer mucho en televisión, pues sé perfectamente que es un arma de dos filos. Sí me dejara ver frecuentemente, la gente se cansaría, y no quiero que eso suceda”.


“La vida nos da la oportunidad de superarnos, y si llegamos a ser grandes, entonces nunca moriremos. Entre los casos más hermosos están: Beethoven, Mozart, Bach; todos aquellos esos maravillosos compositores que dejaron de respirar, de ver, de oír, de oler; pero que hasta la fecha, siguen vivos. Al igual que los compositores mexicanos: Agustín Lara, Gonzalo Curiel, José Alfredo Jiménez y también los cantantes Pedro Infante, Jorge Negrete, Javier Solís y tantos otros artistas que han dejado huella; y que nunca morirán, porque aprovecharon las oportunidades que la vida les dio, y que la gente los llenó de vibraciones, amor, energía; y por eso, siguen con nosotros. En cambio, hay gente que anda por ahí, y solamente estorba, porque no les gusta trabajar, ni estudiar. Toda esa gente que es negativa, está muerta... es como sí no hubiese nacido”.

“Yo no sé si sea un perfeccionista empedernido, lo único que sé es que me gustan las cosas muy bien hechas, y yo me puedo tardar todo el tiempo que sea necesario, hasta que quede completamente convencido de que es el disco que quería grabar. Hasta que no me mueve, hasta que no siento que la grabación me llega al alma y los huesos; hasta ese momento, no la considero terminada. Porque cada disco se queda para toda la vida. Son recuerdos que permanecen ahí para siempre, para que los juzgue el corazón del mundo. Las compañías y los ejecutivos pueden cambiar, y nosotros desaparecer, pero los discos quedan, como prueba de lo que se hizo en tal o cual año. Yo me iré algún día, pero deseo dejar recuerdos muy bonitos a la gente, y por eso me tardo todo el tiempo necesario”.

“No me considero un prodigio y mucho menos un personaje de la canción popular, soy uno de los muchos afortunados que pertenecen a la actual evolución, que gusta de la superación y considero un movimiento normal el despertar temprano de las futuras generaciones y acontecimientos, que serán al pasar de los años, una situación común y corriente; aunque no por ello dejará de ser una sorpresa para quienes al transcurrir el tiempo, perteneceremos al pasado”.
“En cuanto a escribir primero la letra o la música, depende del estado de ánimo en que me encuentre. No hay ninguna regla en mi manera de componer. A veces, cuando estoy alegre, escribo algo muy triste, y viceversa. En fin, es algo que ni yo mismo sé, pues compongo de una manera que, para mi, es la más natural del mundo. Gano más como compositor y productor, que como intérprete”.

“No estoy en contra de los homenajes, aunque yo prefiero los reconocimientos y creo que a cualquiera le gusta que le reconozcan su trabajo. El reconocimiento que más me gusta y más aprecio, es el que me hace la gente cuando salgo a la calle, me dan sus bendiciones y dicen que Dios quiere que me vaya bien y me que me cuide mucho. Me dicen que les gustan mis canciones y me quieren, ese es el mayor reconocimiento. No creo que exista otro mejor. Lo mío es componer, cantar, escribir, improvisar en el escenario. Y para meterme de lleno en un estudio, sólo puedo hacerlo de cuando en cuando. Para poder escribir una canción, no necesito de un lugar especial. Sólo es cuestión de ponerme a escribir y ya. No soy de los autores, como he escuchado por ahí, que se sobresaltan de repente cuando están dormidos. Yo, al igual que me siento a dormir, me siento a escribir y me dedico exclusivamente a ello. Así, cuando como, no escribo, ni duermo, y cuando duermo, no como, ni escribo. Entonces, cuando escribo, no como, ni duermo”

Fuente: Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM)

"La humildad es el mayor de los trabajos. Para llegar a ser humilde se trabaja mucho y muy duro; eso es lo que valoro en una persona. Luego en segundo lugar lo que mas admiro es la forma de trabajar porque servir es muy bonito. Soy de las personas que piensan que cuando uno se va, lo único que se lleva es lo que dio."

 

La mayoría de mis canciones son vivencias, pero no solo mías sino de gente que yo he querido y he conocido por la vida. También me acostumbre a escribir las cosas que no quería que me pasaran. Compongo dependiendo de lo que este sintiendo en ese momento. No soy rebuscado, vivo sencillamente, no me privo de nada, así que también en mis canciones la sencillez es la elegancia."

"Me crié solo. Desde los 14 años andaba en la calle y aprendí sobre la marcha. No he tenido malicia, no he sentido envidia, no he sido aprovechado"
" Hay que dar todo, pero siempre hay que seguir luchando por la libertad, por los derechos, por estar mejor, por superarse, por evolucionar como persona y como artista".
"Aprendí que quien no vive para servir no sirve para vivir, por eso empecé con "No tengo dinero". Hice canciones sencillas en mi juventud y en realidad lo que estaba pidiendo era cariño"
"Tengo una filosofía: vine al mundo a pasarla bien. No nací sabio, pero sobre la marcha he aprendiendo".

"Perdono a  todas aquellas personas que me hayan deseado el mal. Estoy preparado para soportar mil calumnias, porque la envidia es la mas grande manifestación de admiración"

Usted tiene el derecho de hacer con su vida lo que quiera, nadie tiene que decirle nada, pero siempre hay que estar alerta por aquello de la ley de causa y efecto. No hay que hacer lo que no nos gusta que nos hagan, no decir lo que nos disguste que digan, son cosas muy viejas que uno debería intuir... Y también hay que asumir responsabilidades, es ahí donde uno debe ser hombrecito, valiente."

TARJETAS CON LAS FRASES DE SU FILOSOFÍA DE VIDA

 

Lo siento tienes que instalar Quitcktime para escuchar la musica desde http://www.apple.com/es/quicktime/download/

Estas escuchando "Discúlpame" instrumental

 

contador de visitas para blogger